La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha impuesto dos años de cárcel a un policía local de Rocafort que golpeó con su defensa extensible a un joven durante unos incidentes en las fiestas patronales de 2004, como consecuencia del golpe el joven sufrió un traumatismo craneoencefálico y contusión cervical.

Al parecer el joven estaba separando a otros jóvenes que se estaban peleando.

El fallo precisa que el manual del usuario del bastón extensible utilizado por los policías locales especifica que “NO SE GOLPEE NUNCA LA CABEZA, CARA, CUELLO O ESPINA DORSAL”.

Resultado, el policia local condenado a dos años de cárcel.

Boletín informativo



 

Webs de interés

Homepage-Sicherheit