Resumen de la sentencia del Tribunal Supremo.

El uso de la fuerza dentro de la comisaría no puede exceder a la que habitualmente emplean los agentes fuera para operaciones similares.

El detenido comenzó a gritar y golpear los barrotes de la celda, los agentes intentaron calmarle, visto que era imposible accedieron al interior de la misma para inmovilizarlo. Durante la inmovilización los agentes y el detenido cayeron al suelo y el brazo del detenido se rompió.

La sentencia del TS considero que la fuerza utilizada por los mossos excedió con mucho a la que usualmente emplean los agentes en operaciones similares y considera que quien conoce suficientemente el peligro concreto generado por su acción, que pone en riesgo específico a otro y, sin embargo, actúa conscientemente, obra con dolo.

El resultado, los dos mossos condenados por un delito de lesiones dolosas.

Boletín informativo



 

Webs de interés

Homepage-Sicherheit