El Juzgado de lo Contencioso número 8 de Barcelona da la razón a un afiliado. La sentencia reconoce el derecho a disfrute de los días de fiesta programados y considera no ajustado a derecho la anulación de un día de fiesta por motivos del servicio. El tribunal considera que los cambios de fiesta realizados por el ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú deben estar sujetos a negociación con las centrales sindicales.

En resumen las necesidades del servicio no lo justifican todo.

Deja un comentario

Boletín informativo



 

Webs de interés

Homepage-Sicherheit