Se establece en el artículo 26 de la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público que “Las Administraciones Públicas determinarán las retribuciones de los funcionarios en prácticas que, como mínimo, se corresponderán a las del sueldo del Subgrupo o Grupo, en el supuesto de que éste no tenga Subgrupo, en que aspiren a ingresar “. Es decir deja abierta ala legislación posterior de cada Administración cuales deben ser las retribuciones, pero ya fija un mínimo claro.

Por otro lado en cuanto a los funcionarios en prácticas deberemos estar al Real Decreto 456/1986, de 10 de febrero, por el que se fijan las retribuciones de los funcionarios en prácticas. En el mismo se dispone de forma inequívoca que quienes, a partir de la entrada en vigor del presente Real Decreto, se encuentren en período de prácticas o desarrollando cursos selectivos de los previstos en el artículo 22 del Real Decreto 2223/1984, de 19 de diciembre, serán nombrados funcionarios en prácticas, y percibirán una retribución equivalente al sueldo y pagas extraordinarias correspondientes al grupo en el que esté clasificado el cuerpo o escala en el que aspiren a ingresar.

Y se añade en el siguiente párrafo que “No obstante, si las prácticas se realizan desempeñando un puesto de trabajo, el importe anterior se incrementará en las retribuciones complementarias correspondientes a dicho puesto, y las retribuciones resultantes serán abonadas por el Departamento ministerial u organismo público al que esté adscrito el citado puesto de trabajo.”

En resumen, si realizas las prácticas realizando las funciones propias de tu cargo, deberás cobrar el salario de la plaza a la que optas.

En relación al funcionario en prácticas que provienen de otra administración estaremos a lo que dicta la sentencia del Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso Sección: 7, N° de Recurso: 34/2002, a veintisiete de Enero de dos mil tres.

En efecto, centrada la discusión en el artículo 2.B a) del Real Decreto 456/1986 y, permitiendo éste que el interesado, es decir el funcionario en prácticas que ya estuviera prestando servicios remunerados en la Administración, en este caso como funcionario interino, opte por percibir una remuneración por igual importe de la que le correspondería en el puesto de trabajo de origen, resulta claro que su monto ha de ascender a lo que representen no sólo las retribuciones básicas, sino también los complementos correspondientes.

En resumen, si se trata de un funcionario en prácticas proveniente de otra administración podrá optar durante el periodo de prácticas cobrar una remuneración de igual importe que la que le correspondería en el puesto de origen o la de su nueva plaza. Está claro que si la nueva plaza no se desarrolla realizando las funciones propias del cargo, el funcionario optará por percibir la retribución más alta, normalmente la de la plaza de origen, por el contrario si la nueva plaza tiene una retribución superior optará por la segunda.

STSJ de Cataluña de 6 de julio de 2009, recurso 1104/2005

Boletín informativo



 

Webs de interés

Homepage-Sicherheit